La caja de herramientas de UGROUND, Ingeniería Semántica


La ingeniería semántica es la solución de UGROUND para el cambio radical de los sistemas de información en la sociedad digital.
Este concepto de ingeniería está sólidamente basado en fundamentos teóricos y técnicos ampliamente desarrollados por las universidades como MDE, Ontologías, LSA, etc… Fundamentos que están hoy lejos del mundo empresarial. La Ingeniería Semántica se basa en la utilización del conocimiento como materia prima, eliminando la escritura de programas. Este es un concepto absolutamente disruptivo desde un punto de vista sistémico. La ingeniería de software es, por naturaleza, un concepto singular y contingente: cada programa es una entidad en sí misma, pensada y mantenida individualmente y separada del resto de programas del mundo. En la ingeniería de conocimiento, la tecnología se basa en intérpretes de conocimiento, que tienen aplicación universal, no singular. Así, todo el conocimiento del mundo puede ser interpretado por artefactos universales, lo que crea un nuevo paradigma: cambia las reglas de juego a nivel global.

Los intérpretes de conocimiento pasan a ser plataformas tecnológicas estándar, de uso generalizado. Por otro lado, dado que estas plataformas pueden procesar conocimiento arbitrario, también pueden procesar el conocimiento sobre ellas mismas, lo que las dota de capacidades que simplemente no existen en ingeniería de software (auto-monitorización, corrección, generación, recomendación… ).

La interpretación del conocimiento se fundamenta, obviamente, en la posibilidad de realizar representaciones formales del mismo. Por ello, el mecanismo de creación de soluciones se basa en editores y repositorios de conocimiento que agregan información, planos y esquemas, patrones, scripts, procedimientos, etc. Uno de los campos de investigación más interesantes en el mundo de la ingeniería semántica está en entornos avanzados de manipulación y representación de conocimiento complejo a gran escala:

Los beneficios de la ingeniería semántica son inmediatos. Entre los más relevantes podemos citar:

  • Eliminación de complejidad tecnológica en las empresas, al sustituir complejos ecosistemas de aplicaciones por plataformas lean.
  • Eliminación de la obsolescencia tecnológica de aplicaciones.
  • Un time-to-market y un esfuerzo de desarrollo muy inferiores a lo conocemos (hoy el multiplicador está entre 4 y 10).
  • Capacidad de abordar modelos de innovación, incertidumbre y complejidad fuera de la capacidad de los sistemas actuales.
  • Transformación del conocimiento en un activo empresarial real y explícito, que puede convertirse en el más poderoso vector de transformación.

En resumen, hoy estamos en condiciones de abordar las necesidades de transformación digital de las empresas con una caja de herramientas completamente nueva, que se va a convertir en el paradigma de la ingeniería de sistemas de la sociedad digital.